La Cultura se Cambia desde Adentro

Me ha encantado compartir con el equipo de Nutricia conversaciones sobre el cambio, tanto en lo que nos afecta individualmente como en lo organizacional.   Estos son los puntos salientes, para ayudaros a tenerlos presentes.   Gracias por el gran nivel de participación!

 

1-Hablar no alcanza

Hacer listas de valores y de conductas no alcanza para que cambiemos.   La principal razón es que las conductas son 'salidas' (outputs) y lo que deberíamos cambiar son las creencias (los inputs), utilizando herramientas como las Trampas de Pensamiento (ej. Todo-o-nada, Adivinación del Futuro, etc).

Creencias y Conductas.jpg

Entonces, prioriza conversaciones donde se hable del por qué de las cosas (creencias) antes del qué (conductas). 

2-Un propósito común

Todos necesitamos tener un propósito para activar nuestra energía y conectarnos con lo que hacemos.  

Hacer de la rentabilidad nuestro propósito no alcanza para motivarnos en el largo plazo.    Un propósito fuerte debe enfocarnos en lo que podemos dar (no en lo que vayamos a recibir).  

Una cultura basada en 'dar' (ej. hacer una diferencia en la vida de los pacientes) es más sustentable, motivadora y capaz de movilizar a las personas a trabajar juntos.

3-Coraje, no tiempo

Todos caemos a veces en 'victimazgo'.   Para volver al Liderazgo (generando cambios y agregando valor) nuestra herramienta es el coraje, no nuestras razones.

Evita consolarte en la esperanza de que el tiempo te dará los cambios y la cultura que necesitas.   Como organización (e individualmente) toma las acciones concretas que cambiarán la cultura y te sorprenderás de lo rápido que esto ocurre!

Liderazgo es tener la capacidad de generar cambios que agreguen valor.
(Victimazgo es no hacer nada frente a un desafío, explicando nuestra razón)